Lavado Anal

Share on facebook
Share on twitter
Lavado anal - elcirculosecreto

El lavado anal

Además de llamar a tu mejor amigo un “imbécil”, ¿con qué frecuencia realmente escuchas a la gente hablar sobre el lavado anal? Cualquiera que haya acariciado alguna vez la idea del juego anal probablemente se haya preocupado por todo el tema de la caca hasta cierto punto. Mientras que muchos optan por una ducha profunda y esperan lo mejor, algunos prefieren la ducha anal.

Escribo sobre sexo todo el día y puedo confirmar que, rara vez escucho esas dos (muy importantes) palabras pronunciadas juntas: lavado anal. Las duchas anales son una parte clave del sexo para muchas personas, bueno, por lo menos para todas la personas que lo van a utilizar.

¿Quieres El Contenido Más Fresco? ¡Completamente Gratis!
Suscríbete Y Te Mandamos Lo Mejor A Tu Inbox

 

¿Que es el lavado anal?

En pocas palabras, las duchas anales o los lavados anales funcionan para enjuagar el recto. Implica el uso de un instrumento (la ducha) para empujar agua tibia hacia el recto. Luego dejas que drene el agua. Hay algunas razones médicas por las cuales las personas usarían una ducha anal, como el estreñimiento o la limpieza intestinal antes de un examen médico, aunque esto generalmente se conoce como un “enema” y limpiaría más los intestinos que las duchas anales. Para ser claros, la ducha anal es el acto de enjuagar el recto con agua.

 

¿Cuál es el punto del lavado anal?

Para la mayoría de las personas, todo se reduce a la tranquilidad y a la eliminación del factor… No es ningún secreto que el recto es la salida de tu caca. Para cualquier persona aprensiva por las heces o preocupada por dejar atrás la escena del crimen ante el horror (imaginado) de su pareja, la ducha anal proporciona una limpieza más profunda.

 

¿Es seguro lavar el recto?

Probablemente la respuesta es sí, pero el tiempo que lo uses y la frecuencia con que hagas tus duchas es muy importante. En el pasado, ha habido preocupación de que el lavado anal con una ducha podría aumentar el riesgo de contraer el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ETS), principalmente debido a los ingredientes comúnmente utilizados. Muchos de estos pueden dañar el tejido rectal, lo que puede hacerlo más susceptible a la infección.

 

¿Con qué frecuencia puedes hacerlo?

No existe una regla estricta sobre la frecuencia con la que puede ducharse de forma segura. Idealmente, deberías limitarlo a no más de dos o tres veces por semana y ciertamente no más de una vez en el mismo día.

 

¿Es realmente necesario el lavado anal?

No, no es. Tu recto es una cosa maravillosa que está diseñada para mantener la caca en alto hasta que sea hora de defecar. Un buen lavado anal en la bañera o la ducha debe encargarse de los rezagados. Dicho esto, preocuparse por la aparición de caca puede realmente absorber el placer del sexo. No es necesario, pero si hacerlo te hace sentir más cómodo, ¡adelante!

 

¿Que ingredientes usar para la ducha anal?

Buena pregunta. No hay mucha investigación sobre los ingredientes ideales y los volúmenes de ducha con el fin de preparar una sesión anal. Sabemos que el cuerpo tiene un delicado equilibrio de electrolitos que ayudan a que funcione correctamente. Esto significa que usar los ingredientes que tienen menos probabilidades de alterar este equilibrio es clave. El agua está bien para uso ocasional. También se ha demostrado que la solución de enema salino es bien tolerada.

 

¿Qué podría pasar si le doy demasiado?

Correr el riesgo de dañarte el ano y el revestimiento intestinal, incluso cuando tomas todos los pasos necesarios y se ducha adecuadamente. También corres el riesgo de perder el equilibrio de electrolitos e interrumpir el ritmo de eliminación natural de tu cuerpo cuando lo haces con demasiada frecuencia.

 

¿Hay otros riesgos a considerar?

Si tienes hemorroides o fisuras anales, el lavado anal puede no ser una buena idea. Insertar la boquilla en tu recto cuando tienes cualquiera de estos es más probable que cause lesiones y dolor. Además, no se recomienda usar laxantes antes del juego anal. Algunas soluciones de enema compradas en la tienda contienen laxantes estimulantes, como el bisacodilo, que inducen contracciones intestinales para ayudar a mover las heces a través del intestino. Los laxantes pueden causar algunos efectos secundarios no tan sexys, como gases, calambres y diarrea, que también pueden provocar deshidratación.

 

¿Cómo hacerlo seguro?

Definitivamente se puede hacer de manera segura, si sientes que la ducha anal es necesaria para tu vida sexual. Si vas a ducharte, cómo lo haces es importante. La administración adecuada puede ayudar a prevenir el dolor y el daño. Utiliza un producto diseñado específicamente para el lavado anal. Prepara tu trasero y tu ducha para la acción con estos sencillos pasos:

Preparación

  • Comienza con una boquilla limpia y una ducha para evitar la propagación de bacterias.
  • Usa agua que sea un poco menos tibia para evitar quemar el revestimiento de la mucosa.
  • Si usas una solución de enema, como un enema Fleet, sigue las instrucciones de mezcla en el paquete.
  • Lubrica la punta de la ducha para facilitar la inserción.

Proceso

El proceso varía ligeramente según el tipo de ducha o enema. Sin embargo, la idea general, que es insertes la boquilla en el ano para que luego se expulse el líquido.

Para usar una ducha anal o un enema:

  1. Párate en la ducha para que el contenido de la ducha y tu recto tengan un lugar donde aterrizar. ¡También puedes hacerlo sobre el inodoro si estás bromeando sobre la marcha.
  2. Párate con una pierna sobre el inodoro, el costado de la bañera o un banco de ducha para facilitar el acceso.
  3. Prepara su orificio para la boquilla utilizando un dedo limpio y lubricado para relajarlo antes de insertarlo.
  4. Suavemente sostén la boquilla contra tu ano, respira hondo e insértalo lenta y suavemente mientras exhala.
  5. Aprieta el bulbo de la ducha, la botella o la bolsa para rociar lentamente el líquido. Si usa un enema de ducha, comienza con un ajuste bajo para evitar liberar demasiada agua a la vez.
  6. Mantén el líquido dentro de ti por unos segundos antes de dejarlo salir.
  7. Repite hasta que el agua que sale de ti esté limpia o hasta que la botella o el bulbo estén vacíos.

Las mejores duchas anales y enemas para principiantes

(Affiliate Display)

También hay razones sexuales para realizarse un lavado anal:

Pero también, si estás metiendo cosas en el trasero, la mierda sucede, ¡literalmente! Viene con el territorio, así que es mejor que estés preparado para que eso suceda. Mejor tómalo con sentido del humor y se un adulto al respecto.

“Las personas lo hacen para asegurarse de no tener caca en el recto para evitar el desorden antes del sexo anal o la penetración anal”.

“Creo que las duchas anales son algo mental / emocional mucho más grande que el físico”.

“Claro, la mayoría de las personas no quieren lidiar con la materia fecal durante los momentos sexys, y pueden limpiarse, ducharse o ducharse.

Enemas de ducha

(Affiliate Display)

Un enema de ducha implica un accesorio de manguera que se instala en su ducha. Si bien son convenientes, no se recomiendan porque la temperatura y la presión del agua pueden ser un poco impredecibles. Quemar tus entrañas es una posibilidad definitiva. Si de todos modos quieres usar un enema de ducha, no te pongas la boquilla en el trasero. Simplemente sujetándolo a la abertura aún le dará una buena limpieza. Compre enemas de ducha en línea.

 

Bulbos de enema

(Affiliate Display)

Bombilla de ducha: no solo lo que llamas una persona desagradable. Es un bulbo de goma reutilizable con una boquilla en el extremo que se inserta en el recto. Puede llenarlo con agua u otra solución segura como solución salina. La mayoría de los minoristas de juguetes sexuales venden bombillas enema. Solo tenga en cuenta que las boquillas a menudo están hechas de plástico duro, lo que puede ser incómodo. Uno con una punta flexible es un poco más amigable para los vagos. Compre en línea bombillas de enema flexibles.

 

Enemas de flota

Esta es una de sus opciones más seguras para el lavado anal. Puede comprar enemas de flota en línea o en la farmacia. Hay más de una versión disponible, así que asegúrese de elegir la que tenga solución salina normal.Son fáciles de usar y tienen puntas de boquilla prelubricadas que minimizan el riesgo de lesiones. Siempre y cuando siga las instrucciones de preparación en el paquete, debe terminar con un volumen seguro. Compre enemas de flota en línea.

 

Bolsas de enema

Las bolsas de enema son similares a las botellas de agua caliente que puedes usar para calentar tus pies en una noche fría. Las bolsas generalmente se venden como parte de un kit de enema con accesorios para tubos y boquillas. Llene la bolsa con su solución y apriete la bolsa para liberar el contenido dentro de usted. Algunos también vienen con un gancho para que puedas colgar la bolsa y dejar que la gravedad haga el trabajo. Hay algunos inconvenientes para este tipo de enema. Para empezar, las bolsas suelen contener más líquido del que debería usar para una ducha segura. También puede ser difícil controlar la cantidad de agua que sale a la vez. Puede obtener kits de enema en farmacias y en línea. Si solicita uno en línea, asegúrese de leer la descripción detenidamente. Algunas bolsas de enema se venden precargadas con soluciones que contienen los productos de limpieza del día, como el café, que pueden ser dañinos. Compre kits de enema en línea.

 

Cuidados posteriores y limpieza

Dúchese para limpiarse posterior al lavado anal. Algunas personas prefieren esperar una o dos horas antes del juego anal para asegurarse de que todo el líquido salga. Esa es totalmente tu elección. Si va a esperar, este es un buen momento para enjuagar bien la bañera o el inodoro y asegurarse de tener listo lo que necesita para un juego anal más seguro y agradable, como lubricantes y condones.

 

Conclusión

La caca sucede, y es perfectamente natural. No necesitas usar una ducha o un enema para disfrutar de un juego anal seguro. Pero si usar uno te hará sentir más cómodo para que puedas relajarte y concentrarte en tu placer, ¡entonces ve y diviértete!

Los pros y contras de un lavado anal utilizando una ducha

“No hay popodón durante el sexo anal”, dice el Dr. McDevitt. Además, “el proceso para el lavado anal puede ser placentero y erótico para algunos”. Sin embargo, también nos recuerda el Dr. “el uso excesivo puede irritar el delicado revestimiento rectal, haciéndolo más susceptible a las infecciones. Y a parte puede dañar su sistema y estreñirlo”. Así que sólo hagámoslo cuando sea necesario por favor.

El Círculo Secreto

Deja un comentario

Sobre Nosotros

¡Queremos crear la mejor comunidad sobre como ligar y vivir bien y aventúreos en esa vida!

Lo mas fresco

Siguenos

Suscribete y obten el mejor contenido.

Lo mas fresco para Ti